Dieta Balanceada | Glovege - Part 2

Razones por las que no podemos adelgazar

Dietas balanceadas, especializadas, rutinas de ejercicio exhaustivas, suplementos, y demás son los elementos que componen, entre otros, un plan riguroso para bajar de peso. Pero ¿Por qué no siempre logramos bajar por mas estrictos que seamos en nuestras dietas?

Una de las frustraciones mas grandes que puede sufrir un dietero es la de no adelgazar. Y no me refiero a la frustración misma de no hacerlo por el simple hecho de quererlo, me refiero a esos corajes que hemos pasado después de semanas de seguir una dieta estricta, estar frente a la balanza y descubrir que no bajamos más que unos cuantos gramos. Eso si te hace perder la motivación.

Pero lo que muchos no saben es que existen causas externas a estos planes que son los que no nos permiten adelgazar adecuadamente.

Uno de los errores que muchos cometemos es el de no tener tiempo de sueño de calidad. Me refiero a estrictas ocho horas de haber dormido y descansado, pues si duermes pero no descansas al día siguiente uno tiende a tener más hambre, y deseos por alimentos dulces.

Otro de los errores es la mala ingesta de carbohidratos, hoy en día todos sabemos que estos no se deben eliminar de las dietas, pues son un alimento necesario; pero tampoco debemos abusar de ello y seguir comiendo galletas y golosinas para cubrir la cantidad necesaria.

La falta de ciertas vitaminas y minerales también contribuyen a no poder bajar de peso, como el calcio o la vitamina D. La necesidad de estos nutrimentos en el cuerpo genera que las células de grasa almacenen toda la comida y empiezan a crecer de forma exagerada.

Otro de los aspectos que debemos de revisar en nuestro cuerpo es el hipertiroidismo. La tiroides es una glándula que produce hormonas que en exceso pueden imposibilitar la reducción de peso.

Y sí, aunque a muchos no les guste, les seguiremos repitiendo que el ejercicio es ideal para perder esos kilitos de más. Pues el hacerlo constantemente disminuye el hambre durante el día, la ansiedad, ayuda a descansar mejor y provoca cambios hormonales que le ayudan a tu cuerpo a entender que esos kilitos demás no van.

¡Suerte en sus propósitos de este año dieteros!

Fuente de referencia: nutricion.

De cinco a ocho porciones de frutas y verduras por día

Durante años el consejo ha sido claro: comiendo cinco porciones por día de fruta y verduras son la llave a una vida sana. Pero cinco ya no son suficientes. Un estudio ha encontrado que para conseguir una defensa optima contra enfermedades cardíacas, se debe de comer por lo menos ocho porciones diarias de alimento fresco.

El Gobierno, con fundamentos basados en La Organización Mundial de la Salud, recomienda incluir 14oz de verduras o frutas en una dieta diaria. Pero existen duda sobre si aumentando el nivel de fruta y verdura se obtendrán beneficios aún más grande en la salud.

Las conclusiones vienen de una investigación europea que se realizo estudiando la dieta y la salud, mirando a 300.000 personas en ocho países.

La Dr. Francesca Crowe, de La Universidad de Oxford, esta trabajando en el proyecto. Ella exclamó que aunque la enfermedad cardíaca isquémica (IHD) – en su forma más común – fue menos probable en los que comieron muchas verduras, podría ser explicado porque estas personas quizás tengan estilos de vida más sanos.

Sin embargo, el estudio mostró específicamente un riesgo reducido de morirse de IHD de alrededor del cuatro por ciento para cada porción adicional de fruta y verdura consumió encima de la categoría más baja, donde comieron dos o menos porciones.

La toma media de fruta y verduras a través de todos los países en el estudio fue cinco porciones. Las personas en Grecia, Italia y España comieron más y ésos en Suecia menos.

El profesor Señor Michael Marmot, de La Universidad Colegial de Londres dijo:

“La enfermedad cardiovascular es la causa de mortalidad más común. Una reducción del 22 por ciento es inmensa… Vale tratar de moverse en esa dirección”.

Fuente de referencia: dailymail.co.

Tener grasa corporal ahora resulta ser mejor para tu salud

Parece que la balanza se inclina hacia el otro lado y los dieteros ya cuentan con la excusa perfecta: adelgazar es malo para la salud. Tal parece que ser ligeramente gordo y tener una dieta equilibrada es mucho más sano.

Diferentes estudios sugieren que el obeso pone más en peligro su salud cuando trata obsesivamente de adelgazar. La idea de que el peso es perjudicial se ha exagerado, las personas pesadas pueden vivir realmente más tiempo, según investigaciones.

Estudios publicados en el Diario de Nutrición, incluyen el análisis de 350.000 personas en EUA. Estos nos muestran la evidencia de que personas con exceso de peso viven más tiempo de lo normal. Aquellos que son obesos en la vejez tienden a vivir más, incluso, que los adultos delgados.

También nos exponen que son más fuertes en contra de diversas condiciones de salud como puede ser la diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y la insuficiencia renal.

Sí, todos tenemos bien arraigada la advertencia de que estar obeso nos hace propensos a adquirir este tipo de enfermedades, pero los investigadores dicen que ‘ser gordo’ no es la causa. En vez de poner nuestra atención al sobre peso debemos de primeramente cambiar nuestras dietas y hacer más ejercicios.

En lugar de ser personas obsesionadas con su peso, cada uno tendríamos mejor salud si aprendemos a aceptar nuestro cuerpo y preocuparse por el y los cuidados específicos de cada uno. Debemos aprender a escuchar las señales naturales del cuerpo: el estar hambrientos y sentirnos satisfechos.

Los investigadores, que incluyen a un dietista de NHS, reclaman que la obsesión de la sociedad con hacer dietas “ineficciente” y a menudo lleva a las personas a ser más gordas de lo que anhelan, debido a los alimentos ingeridos.

Fuente de referencia: dailymail.

Refrigerios saludables ayudan a tener una dieta balanceada

El comer saludable es, creo yo, y confirmado con mis amigos cercanos; una pena que cargamos cada día de nuestras vidas. Y dejando de lado el gran problema de preparar cinco comidas al día que contengan los alimentos necesarios del platillo del buen comer, más pesa en nuestro cuerpo la calidad de los bocadillos entre comidas que ingerimos al esperar por nuestros alimentos

Habremos aquellos que no tenemos quien nos cocine y llegamos por las tardes a casa con el hambre comiéndose nuestro estomago. Arrojamos nuestras pertenencias al perchero, sillón, mesa de servicio o al piso, si no hay más; para abalanzarnos a la alacena a tomar el primer bocado que podamos ingerir al instante.

Por lo regular estos bocadillos son papas fritas, panecillos con exceso de azúcar o algún dulce viscoso. Una o dos veces al día, se podrá pensar que no hace daño a nadie, pero en nuestras vidas rutinarias del siglo XXI esto se repite consecutivamente. Estas grasas y azucares no suelen quemarse adecuadamente; pues al llegar a nuestros hogares raramente salimos a hacer ejercicio para bajar esas calorías extras. En resumen esto termina repercutiendo seriamente a nuestro organismo.

Investigaciones revelan que la mejor manera de balancear una dieta y volverla saludable es sustituir estos alimentos entre comidas por bocados nutritivos y naturales, que de igual manera evitaran el hambre, estabilizando el nivel de azúcar en la sangre y así comer prudentemente en cada alimento.

Como recomendación personal les puedo pasar el tip de las frutas congeladas, en trozos y en un recipiente especial son excelentes paletas para la época de verano, también esta la opción de cubrir un plátano con chocolate, o las palomitas de maíz naturales son muy recomendadas. Hagámonos de la buena costumbre de prepara nuestros refrigerios entre comidas para mejorar nuestra salud si no somos de aquellos que procuran ir al gimnasio.

Fuente de referencia: huffingtonpost.