Guía de ejercicios para la pelvis después del embarazo | Glovege

Guía de ejercicios para la pelvis después del embarazo

- Publicidad -

Al finalizar el embarazo, son muchas las mujeres con sobrepeso que desean recuperar su figura anterior a la gestación y mientras que muchas saben por donde empezar, otras no tienen ni la más remota idea de como hacerlo.

Como bajar de peso después del embarazo

Hoy les daremos una sencilla guía para ejercitar los músculos de la pelvis después de un parto, ayudando a evitar problemas de incontinencia urinaria y poder seguir con el resto de los ejercicios para bajar de peso.

Es normal que una vez que ya ha nacido el bebé, el cuerpo femenino quede deformado con kilos de más, caderas anchas y un cuerpo flácido en general; esto hace sentir a muchas poco atractivas y debido a que es necesario esperar a que finalice la cuarentena para hacer alguna actividad física, muchas optan por acostumbrarse y vivir bajo su nueva fisionomía.

Antes de planear un plan de ejercicios para después del embarazo, recomendamos que primero que nada fortalezcan los músculos de la pelvis con kegels, pues debido al embarazo, se han expandido y quedado flácidos una vez que el bebé ya nació.

Contraer músculos de la pelvis (kegels).

- Publicidad -

Estos ejercicios consisten en contraer y relajar los músculos de la pelvis con el fin de fortalecerlos y tonificarlos después del esfuerzo que una mujer ha hecho al momento del parto.

Todo es cuestión de imaginar diferentes situaciones para volver a acostumbrar a la pelvis a tener un postura anterior: son tres músculos los que deben de recuperar la rutina previa al cambio que experimentó tu cuerpo durante varios meses: esfínter anal, esfinter uretral y la vagina.

Tipos de kegels y de músculos pélvicos.

  • Imagina que se te van a escapar gases: aprieta el músculo alrededor del ano con todas tus fuerzas subiéndolo hacia dentro. Relaja.
  • Imagina que vas a tener una pérdida menstrual y debes evitar mancharte. Aprieta la vagina para retener el flujo. Relaja.
  • Imagina que estás orinando. Aprieta fuerte como si quisieras cortar el flujo de la orina. Relaja.

Cómo hacer kegels.
Cierra, aprieta y sube con fuerza los tres músculos a la vez. Estarás contrayendo los músculos del suelo pélvico. Puedes hacer:

  • Contracciones lentas: aguanta la contracción de los músculos tan fuerte como puedas durante 5 – 10 segundos. Haz lo mismo de 3 a 5 veces.
  • Contracciones rápidas: contrae y sube los músculos rápido y con fuerza y relájalos inmediatamente entre 10 y 20 veces. Repítelo de nuevo entre 3 y 5 veces.

Estos ejercicios de contracción pueden realizarse durante cualquier momento del día en cualquier posición; conforme aumente la resistencia, pueden aumentarse el número de repeticiones y así trabajar más los músculos.

Durante esta semana, seguiremos publicando más consejos para mujeres que recién se han convertido en madres y quieren bajar de peso: publicaremos guías de ejercicio y alimentación, las cuales esperamos que les sean muy útiles.

- Publicidad -

Posts Relacionados

Autor: Lia Helle Idealista, soñadora, dramática y mucho más capaz de expresar mis opiniones con letras que usando la voz: actualmente busco conocer lo más que pueda sobre lo que acontece en el mundo para dar a conocer las últimas noticias de diferentes temas, ocasionalmente opinando al respecto. Espero que disfruten su estancia en este blog y que nuestra información sea de su agrado.

Responder entrada